sábado, 26 de febrero de 2011

Charles Phillip Ingalls

Nacido el 10 de enero de 1836 en una granja de la zona norte de la ciudad de Cuba, Nueva York, fue el segundo de los nueve hijos de Lansford Whiting Ingalls (1812-1896), de nacionalidad canadiense, y Laura Louise Colby Ingalls (1810-1883), nacida en el Estado de Vermont, al noreste de los Estados Unidos, en la frontera con Canadá, y a los que podemos ver en el primer libro de la serie de Laura Ingalls, titulado La casa del bosque.

Caroline y Charles Ingalls
El 1 de febrero de 1860 se casan Charles Ingalls y Caroline Quiner en Concord, Wisconsin, y tuvieron cinco hijos: Mary, Laura, Carrie, Freddy (fallecido a los pocos meses de nacer) y Grace.

Si por algo se caracteriza este hombre es por su "afición" a viajar de un lado a otro huyendo de las grandes aglomeraciones. Al final su esposa Caroline consigue que se asienten en De Smet, Dakota del Sur, pues estaba harta de ir vagando sin rumbo fijo cargada de niñas pequeñas, y sobre todo deseaba que sus hijas pudiesen tener una educación adecuada en el colegio. Allí en De Smet, entre otras ocupaciones, Charles fue juez de paz. 


Charles Ingalls falleció el 8 de junio de 1902 de una enfermedad cardíaca, a los 66 años, en De Smet, donde está enterrado. Para siempre quedará en nuestro recuerdo la interpretación que hiciera Michael Landon de este hombre, del que algunos dicen que no se parecía en nada al que nos mostró nuestra querida serie. Y de los libros de Laura destacan el buen carácter de su padre, y sobre todo las historias que les cuenta a sus hijas (más de una inventada, seguro) y ese violín que tocaba al acabar el día para dormir a sus niñas o para amenizar la velada. Yo por si acaso me quedo con la versión de los libros de Laura, que aunque tengan mucho de fantasía seguro que fueron escritos con un gran amor hacia su familia en general y hacia su padre en particular.

7 comentarios:

  1. No se parece para nada a Michael Landon, ni tiene pinta de hombre empeñado en ir de un lado a otro con la familia a cuestas... Lo que hace ponerse el traje de los domingos...
    Para ver cómo era realmente este hombre tendría que haber más fuentes: ¿en qué se basan los que ahora dicen que no todo era tan idílico en la casita de la pradera?

    ResponderEliminar
  2. Pues las fuentes que hay son los escritos de Laura, y sobre todo las cartas y notas de su hija Rose, que se llevaba bastante mal con sus padres, especialmente con su madre. En cuanto tuvo la oportunidad se fue de su casa en Mansfield, y tuvo mucha correspondencia con sus amistades, y a veces no hablaba muy bien de su madre, de su padre ni de sus abuelos. Pero en cuanto a Charles, es cierto que le gustaba mucho ir de un lado a otro, se quería sentir como un auténtico pionero, pisando tierras que ningún blanco hubiera pisado antes.

    En fin, creo que tenemos muy metido en el cerebro el ideal de Michael Landon, pero desde luego nada tenía que ver la realidad con la ficción, lo cual a mi entender no es ni bueno ni malo, sino dos cosas distintas. Ya iré poniendo cosillas de estas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. De todos los comentarios que se hacen de este personaje-he leido en otra pag. de internet que era un verdadero sinverguenza (oh..oh..), ahora leo que llego a ser juez de paz- creo que en todas las familias existen siempre problemas de diversa indole. esta familia era como todas : ni tan buena, ni tan mala...debemos creer que, para escribir un libro como lo hizo esta señora, algunas cosas podrian ser ciertas y otras no, y fueron suavizadas en su relato, porque ir viajando todo el tiempo,en carreta debia de ser terrible.
    Esta personalizado por M.Landon, y tenemos esa imagen, pero hay que pensar que en aquella epoca, viajando, trabajando y, con sinsabores, creo que los pobres no se podian higienizar como correspondia. De Rose, se sabe que se llevaba mal con todos.
    De todas maneras, la serie me gusta, la emite TCM, antes no la habia visto, tiene un guion convencional, sin palabras extrañas , y, para todo el publico.
    Reivindiquemos a ésta familia tan particular.....?

    ResponderEliminar
  4. todo parece mentira....................

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho la serie es exquisito su guion y las interpretaciones, me fascinan, charles y Laura se comen la pantalla y te roban los mejores sentimientos, como ya no hay .ojala nunca dejen de proyectarlas saludos

    ResponderEliminar
  6. Si yo tuviera que escribir la historia de mi familia y en especial describir a mi padre, lo haría igual que Laura. Mi padre era un hombre severo, muy firme en sus castigos, pero además era un intelectual, sabía de todo, trabajaba como un burro en un trabajo que no le gustaba, ganaba poco muy poco para una familia de 5 hijos, trataba siempre de darnos buenos ejemplos, se desmoronaba si nos pasaba algo, cuando tenía que tener dos trabajos, los tenía. Pasó muchas penurias, construyó una casa como pudo, enterró a su primer hijo varón con horas de nacido, y nos amaba y lo amábamos a pesar de muchas veces temer a que se enoje. La familia Ingalls siempre representó y representa para mi hoy cuando la vuelvo a ver, a mi familia, a mi Charles (Carlos también se llamaba mi papá), a Mary en mi hermana mayor, tan linda, tan buena alumna, tan apegada a mi madre, a Laura, siempre sentí que era yo, la chica que contaba la historia y soñaba el día entero, y todos los demás hijos mis hermanos. Pura lucha, puro amor tal vez más imperfecto. No denostemos esta historia, que puede ser la de cualquiera de nosotros y que fue escrita desde el más profundo amor con el que una hija ve a su familia, y a la que todos seguramente habemos aspirado al ver la serie. Saludos !

    ResponderEliminar