viernes, 4 de marzo de 2011

Crónica social: separación

Es una forma fina y antigua de decir "cotilleo" o crónica rosa o del corazón. Bueno, la cuestión es que estos días atrás se ha producido un hecho del que no tengo más remedio que hacerme eco, pues afecta a una de las protagonistas de  La casa de la pradera. Se trata de la separación de Melissa Gilbert, de 46 años de edad, nuestra querida Laura Ingalls en la ficción, de su marido Bruce Boxtleiner, de 60. La noticia saltó a los medios el pasado día 1 de marzo, y la dio el representante de la actriz.

Melissa y Bruce llevaban casados 16 años, y tenían un hijo en común, de 15 años, pero aparte compartían 3 hijos más: un hijo de Melissa de un matrimonio anterior y dos de Bruce con su anterior esposa. En el comunicado que han dado piden respeto y privacidad en estos duros momentos.

Queda pues dicho para actualizar la información de nuestra serie favorita. Esperemos que les vaya bien a partir de ahora aunque sea por separado.

4 comentarios:

  1. Anda que parece que estaban esperando a que escribieras un post de sus vidas personales y artísticas para divorciarse: vamos, ni diez días. Ayer salía él en "Navy, investigación criminal" y no lo reconocí hasta que pasó un rato: ahí sí que se notaban los 60 años.

    ResponderEliminar
  2. Jaja, eso mismo pensé yo. Espero no haber sido su gafe...

    En cuanto a él, este chico siempre ha sido muy guapo, y tiene unos 60 bastante bien llevados a mi entender, jeje. La que está muy estropeadilla es ella. Creo que mucha gente abusa de la cirugía estética. ¿Cómo no se dan cuenta de lo mal que quedan?

    ResponderEliminar
  3. Si estropear, no se ha estropeado, pero tiene el pel más blanco que la nieve...

    ResponderEliminar
  4. Es el pelo, no el pel. Y mira que he comprobado hasta la vista previa.

    ResponderEliminar