miércoles, 13 de abril de 2011

Autopista hacia el cielo: 1ª temporada

Si hay que hablar de la televisión de los años 70 y 80, un nombre tiene que aparecer con letras mayúsculas y brillantes: MICHAEL LANDON. Sí, aunque no le parezca bien a todo el mundo. Porque Michael Landon va a pasar a la historia de las series de televisión por La casa de la pradera, pero va a ser recordado también por mucha gente rara -como yo- por otra serie fundamental, surgida a raíz del éxito de la anterior: Autopista hacia el cielo, producción que se inició en 1984 y duró cinco temporadas, en las que Michael Landon y su buen amigo Victor French se las apañaban solitos para hacerlo casi todo (interpretar, dirigir y producir).

No recuerdo ni siquiera en qué momento se inició mi empeño por conseguir Autopista hacia el cielo: creo que fue ya en la época de los vídeos, antes del DVD. Además, siempre he pensado que era yo sola. Pero no, en algunas de mis búsquedas me he dado cuenta que no era la única: hay por ahí bastante gente que la ha estado buscando e indagando con mucha paciencia hasta que, por fin, Tribanda pictures ha sacado la primera temporada en un pack con seis discos (y creo que 25 capítulos). La pena es que no trae ni los más mínimos extras; digo yo que tampoco les hubiera costado mucho meter unas fotos o unas filmografías, pero bueno, no nos quejemos porque, por lo menos, la han sacado y parece que va a haber una cierta continuidad, ya que en estos días ha salido la segunda temporada.

¿Qué es lo que más me gusta de esta serie? Bueno, pues su magnífica realización no va a ser. De Autopista hacia el cielo te tiene que gustar la vida según Michael Landon: los buenos sentimientos, cierta religiosidad y ganas de superación personal. La verdad es que hasta tiene su “aquel” porque, a fin de cuentas, el actor, muy querido y recordado por las personas que trabajaron con él y por quiénes le veíamos por la tele (hace unos días descubrí una pegatina en un coche: El rincón de Michael Landon, que es -o era, no lo sé- un bar de tapas en Granada), tuvo serios problemas de alcoholismo y en las relaciones con su familia.

Autopista hacia el cielo nos presenta a Jonathan Smith, un ángel que llega a la Tierra y en su primera misión tiene que conseguir que un asilo de ancianos a punto de ser vendido, con todo lo que conlleva de que sus habitantes se queden en la calle, pueda funcionar con la gestión de los propios ancianos que, al mismo tiempo, encuentran un incentivo para seguir viviendo con todos los ánimos gracias a esta tarea. Jonathan se encuentra además en esta misión con la enfermera del asilo, una mujer que entre su trabajo y el cuidado de su hermano -un ex policía alcohólico- no ha tenido tiempo de encontrar el amor. Y al intentar ayudarla, se va a topar con su compañero de aventuras, Mark Gordon, el ex policía alcohólico, que decide superar todos sus problemas para poder acompañar a Jonathan en su labor; no en vano, será el único que conozca la auténtica identidad angelical de su compañero. He de reconocer que Autopista hacia el cielo no es apta para personas diabéticas, porque el subidón de azúcar que acompaña a cada capítulo es de los que hacen época: abuelitos desamparados, niños enfermos, mujeres que ponen su vida en peligro por salvar a hijos no nacidos son los personajes más habituales. Jo, pero también es bonito ver estos buenos sentimientos en una televisión o un cine que no se preocupa para nada de ellos ahora. También es verdad que uno de los logros de esta serie es que mezcla bien todo esto con un sentido del humor en algunos momentos muy logrados, gracias sobre todo a las “bromitas” sobre la condición de ángel de Jonathan o las de éste sobre el aspecto físico de Mark.

En esta primera temporada de Autopista hacia el cielo no vemos rostros muy conocidos en general para todo el mundo, aunque es curioso ver al gimnasta de los años 80, Bart Conner, actores televisivos como Jonathan Frakes, Brian Kerwin, al siempre socorrido Geoffrey Lewis y a una jovencísima Helen Hunt, en el capítulo doble de cierre de la temporada, con unos kilitos de más que tampoco le sentaban nada mal, visto cómo está ahora esta mujer.

Valoración: Para mí es una serie de 10, pero realmente no pasaría del 6,5 si fuese más crítica.

Escrito y publicado por Cinecita en su blog De Cine y Libros, el 20 de junio de 2009.

4 comentarios:

  1. Superlacrimógena, pero se ve con mucho agrado, sobre todo por las bromitas entre los protas. Lástima que sólo hayan publicado dos temporadas. No entiendo qué pasa con estas series antiguas, que no se terminan de publicar. La casa de la pradera va por la quinta temporada desde hace dos años por lo menos. ¿Para cuando las temporadas que faltan?

    Cinecita, te tomé la palabra y "cogí (con perdón) prestados" tus artículos, jeje.

    ResponderEliminar
  2. Con mucho gusto, tó sea contribuir a la causa de extender los buenos sentimientos por el mundo... Hay que decir que esto está escrito hace algún tiempecillo, cuando salió la primera temporada y, casi inmediatamente, salió la segunda. Según leí por ahí, la tercera temporada también había salido sin problemas en Estados Unidos, pero las otras dos ni siquiera estaban previstas por problemas de derechos o algo así. Por lo menos, podían publicar ya la tercera y ya nos aguntaríamos el mono de alguna manera con la 4ª y la 5ª, pero esto tiene pinta de que en España no salen ni la 3ª, ni la 4ª ni la 5ª.

    ResponderEliminar
  3. Estimados conocedores.
    Estoy a la busqueda de una pelicula de Michael Landon la cual me gustó mucho pero no recuerdo el nombre, aqui voy a dar una referencia. Se trata de una cita para concretar la venta de una casa, la cual es la unica en un sector de autopistas y altos edificios que aun conserva sus bosques, un riachuelo y otras bellezas naturales.

    Es Michael Landon el propietario y mientras espera al comprador empieza a recordar todas las vivencias de su niñez en esa casa especialmente con su abuelo tambien involucra una bella historia con las palomas mensajeras del abuelo. El caso es que fue tan linda su infancia en esa casa que cuando el comprador llega a la cita Michael Landon decide Ya no vender.

    Si alguien la identica y sabe como se llama por favor hacermelo saber a: elfimo2001@yahoo.com

    Gracias anticipadas y saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo. La película por la que pregunta es "Where Pigeons Go to Die", de 1990.

    El director fue el mismo Michael Landon, así como fue también uno de los guionistas y protagonistas. Como curiosidad decir que uno de los productores fue su "hija" televisiva Melissa Sue Anderson.

    Saludos.

    ResponderEliminar