viernes, 6 de mayo de 2011

Receta: Pollo al horno estilo pizza


Me encanta el pollo. A Charles Ingalls también le gusta mucho, sobre todo frito. Al menos eso recuerdo haber visto en la serie de tv. El otro día ví un librito de cocina en el super mientras hacía la compra, y al día siguiente no tuve más remedio que probar una de las recetas, ya que me había llamado mucho la atención por lo sencilla y apetecible que parecía. Y no me equivoqué, era deliciosa y más fácil y rápida imposible. Es de esas recetas que sirven para quedar divinamente si tienes invitados. Hasta el nombre resulta rico. El libro se llama 101 sabrosos platos únicos, está escrito por Jeni Wright y es de la editorial Grijalbo, 2011 (en su edición española).

Solo se necesitan dos pechugas de pollo pequeñas deshuesadas y sin piel, 4 tomates cherry cortados en cuartos, 50 gr de queso cheddar rallado (o el que más nos guste), una cucharada de aceite de oliva y 2 cucharaditas de pesto. Esto es para dos personas.

Precalentamos el gratinador a temperatura alta. Echar el aceite de oliva en una sartén y freir el pollo durante dos minutos por cada lado, hasta que se dore un poco. Mientras se hace el pollo, mezclamos el queso con los tomates. Ponemos el pollo en un recipiente de horno, y le untamos una cucharadita de pesto a cada pechuga. Cubrimos con el queso con tomates y ponemos a gratinar durante un minuto o hasta que el queso se funda. Para ello bajamos un poco la temperatura del gratinador. Servir con una ensalada verde.

La fotografía gastronómica no es lo mío, como se puede ver, y además no tenía tomates cherrys, así que usé tomates normales cortados en lonchas. Puse el pollo, el pesto, el queso y el tomate, en ese orden. Y estaba riquísimo, y muy ligerito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario