domingo, 5 de junio de 2011

Libros: En las orillas del lago de Plata


Han pasado un par de años y las cosas no les van muy bien a los Ingalls. Mary, Carrie, la pequeña Grace y Caroline han pasado la escarlatina, y como consecuencia de ello Mary ha quedado ciega. Para colmo no tienen dinero para pagar los honorarios del médico. Pero aparece la tía Docia, que viene a ofrecerle un trabajo a su hermano Charles en el ferrocarril. Su marido es un contratista del ferrocarril que necesita un hombre de confianza como contable, vigilante de almacén y pagador, y le ofrecía 50 dólares al mes. Charles ve una oportunidad inmejorable para mudarse al Oeste, ya que esta tierra no les está ofreciendo gran cosa. Laura también quiere irse, aunque no dice nada, pero Mamá no lo tiene tan claro. Con una buena casa y Mary en esas condiciones no quiere moverse de allí, pero Charles la convence de que tendrán más oportunidades en un sitio con más caza y buenas tierras de labor. Así que vende la granja y decide que él se marchará al nuevo trabajo ya, y el resto de la familia irá en tren dentro de 2 meses cuando Mary esté más recuperada, que la pobre estaba todavía un poco débil por la enfermedad.

Continúan así las aventuras de la familia Ingalls, esta vez con otros personajes como su tía Docia y sus primos Lena y Jean, o el simpático matrimonio Boast, con los que vivirán durante una temporada y con los que harán una muy buena amistad. Y también podemos ser testigos del nacimiento de De Smet, el pueblo en el que se instalará la familia.

Como curiosidad, contar que por primera vez Laura ve a Almanzo, aunque de pasada. Iba en su calesa con su hermano Royal, y lo que atrajo la atención de Laura fueron los dos preciosos caballos que llevaban tirando del carro. Nada por tanto que avance su futuro en común.

Quinto libro de la serie, En las orillas del lago de Plata sigue siendo tan interesante como los anteriores. Estamos en el año 1880, y vemos cómo era la vida de la época, las costumbres, las modas, las comidas... en fin, las duras condiciones de vida de los pioneros americanos y el significado que para ellos tenía la construcción de un país. Digo lo mismo que con los anteriores, que aunque sean indicados para lectores de 12 años en adelante se disfrutan igual en edad adulta.

2 comentarios:

  1. Joé, ¿por qué no escaneas el libro y lo pones directamente? Cuando se "destripan" cosas de los argumentos se pone SPOILERS y ya cada cual se arriesga a leerlo, no que me has chafado ya lo del pobre Jack...

    ResponderEliminar
  2. Anda, tómate una tilita a mi salud, que te va a subir la tensión :-D

    ResponderEliminar