martes, 14 de junio de 2011

Melissa Sue Anderson

Nacida el 26 de septiembre de 1962 en Berkeley, California, estudió danza desde muy pequeña, y uno de sus profesores fue el que se dio cuenta de su potencial y recomendó a sus padres que probaran suerte en el cine. Así empezó su carrera en la interpretación, rodando anuncios publicitarios y algunos papeles en series conocidas de la época, como La tribu de los Brady, Embrujada o Shaft.

En 1974 fue elegida en La casa de la pradera para el papel de Mary, la hermana mayor de Laura, y estuvo en la serie hasta el año 1981, cuando tanto ella como el actor Linwood Boomer que interpretaba a su marido, Adam Kendall, dejaron la serie aprovechando la coyuntura del guión, ya que Adam recupera la vista y decide marcharse a Nueva York a estudiar derecho, y Mary lógicamente se marcha con él. Precisamente fue Melissa Sue Anderson la única actriz de La casa de la pradera en recibir una nominación al Emmy (en la categoría de Mejor Actriz de serie dramática, en el año 1978). En el 1980 ganó un Tp de oro a la mejor actriz extranjera por La casa de la pradera.

Siguió haciendo pequeños papeles en series conocidas de los años 80, como Se ha escrito un crimen, Hotel, Vacaciones en el mar o Alfred Hitchcock Presenta, así como películas de bajo presupuesto, algunos telefilmes e incluso trabajó como actriz de doblaje en una serie de animación. En el 2000 decidió dejar la interpretación para dedicarse a cuidar a sus hijos, aunque ha vuelto a rodar una película para televisión en el 2006.


En cuanto a su vida personal, está casada desde el 1990 con el guionista y productor Michael Sloan, con el que tiene dos hijos, Piper Kathleen y Griffin Henry. En el 2007 obtuvo la nacionalidad canadiense y vive en Montreal con su familia. En mayo del 2010 publicó “The Way I See It: A Look Back At My Life On Little House”, un libro de memorias donde Melissa cuenta los entresijos del rodaje de la emblemática serie de Michael Landon, su relación con sus compañeros de trabajo o con las estrellas invitadas de la serie; en fin, la historia de una niña que se convirtió en estrella y a la que todos sus fans vimos crecer (junto a nosotros mismos). Dos cosas me han sorprendido especialmente. Una es que este libro no ha recibido muy buenas críticas por parte de los fans de la actriz, ya que al parecer no cuenta nada de especial por lo que valga la pena escribir un libro. Y dos, lo mal que se lleva con otra de las divas de la serie, la actriz Alison Arngrim, que interpretó a la inolvidable (y odiosa) Nellie Oleson. Para contrarrestar el “ñoño” libro de Anderson, la Arngrim ha publicado otro donde sí que saca los trapos sucios de la serie, y en el que cuenta la malísima relación que tenían las niñas Ingalls, Laura y Mary, Melissa Gilbert y Melissa Sue Anderson. Arngrim define a Anderson como “endiosada”, y dice que no sabe cómo no se mataron las tres niñas entre sí (Mary, Laura y Nellie). Hasta el mismo título del libro de Alison tiene su guasa: Confessions Of A Prairie Bitch (algo así como “Confesiones de una zorra de la pradera”). Como decimos por aquí: Genio y figura...

3 comentarios:

  1. Anda, que guardará el recuerdo de su premio Tp de oro... Por lo menos sería de cuando los Tp de oro eran algo. Tiene gracia cómo todo el mundo se ha aprovechado de su participación en "La casa de la pradera", en todos los aspectos menos en el de conseguir una buena carrera en el cine o la televisión. Al final, el que mejor aprovechó la oportunidad fue el Jason Bateman: con lo sosillo que era y es el pobre...

    ResponderEliminar
  2. Si Michael Landon levantara la cabeza... Aunque si el ambiente era tan chungo en el set de rodaje ya se lo podría imaginar.

    ResponderEliminar
  3. vaya , vaya al final la verdadera nellie oleson resulto ser melissa sue anderson

    ResponderEliminar