martes, 5 de julio de 2011

Caroline Celestia Ingalls

Conocida como Carrie, la tercera hija de los Ingalls nació el 3 de agosto de 1870 en el Condado de Montgomery, Kansas (cuya cabecera de condado es por cierto Independence). Según cuenta su hermana Laura en sus libros, Carrie nunca gozó de una extraordinaria salud. No es que fuera enfermiza, pero tampoco era muy fuerte. En su libro La pequeña ciudad en la pradera, Laura cuenta que su hermana Carrie no se recuperó del todo del largo y duro invierno sufrido el año anterior (narrado en el libro del mismo título, El largo invierno), y que por ello no le mandaban tareas duras en casa, así como que su madre siempre le daba la mejor parte de la comida. Era una chica delgadita y pálida que viajó mucho en su juventud buscando un sitio con mejor clima para vivir, pero que siempre volvía a su casa en De Smet.

Cuando terminó el colegio empezó a trabajar en el periódico de De Smet, y más tarde lo hizo en varios periódicos de la región trabajando como tipógrafa y reportera. En 1911 llegó a Keystone para trabajar en el diario de la ciudad, y allí conoció al empresario David N. Swanzey, con el que se casó el 1 de agosto de 1912. Swanzey era un viudo con una niña (Mary) de 9 años y un niño (Harold) de 6 a los que crió Carrie, puesto que el nuevo matrimonio no tuvo hijos. La familia vivió en Keystone, Dakota del Sur, cerca de Black Hills, donde se encuentra el famosísimo monumento nacional del Mount Rushmore. El marido de Carrie, dueño de una mina de oro, estuvo en el equipo de prospección de la zona para buscar el mejor emplazamiento, y su hijastro Harold participó en el tallado de la obra. En 1936, Harold murió en un accidente de automóvil, y dos años después, en 1938, murió su marido (1854-1938). Su hijastra, Mary, se casó y tuvo 15 hijos.

Carrie y Grace Ingalls se encargaron de cuidar a su hermana Mary después de la muerte de sus padres. Por cierto, que Mary falleció mientras estaba en casa de su hermana Carrie en Kaystone en octubre de 1928.

Carrie murió de complicaciones debidas a la diabetes el 2 de junio de 1946, a punto de cumplir los 76 años de edad, quedando Laura como única representante viva de la familia Ingalls. Está enterrada en el cementerio de De Smet, así como sus padres y sus hermanas Mary y Grace.

3 comentarios:

  1. Qué rara parece la gente en las fotos antiguas... Vaya vida también la de Carrie, casi tenían que haber hecho un "Familia Ingalls: 20 años después" y hubiese sido muy televisivo.

    ResponderEliminar
  2. Oi tengo 37 años. Y yo miraba la serie cuando tenía 12 y sin. Embargo ni. Sabía q ue carrie tenía una gemela y tampoco supe su nombre completo en la serie.son tan buenos estos comentarios

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Verónica, me alegro que te guste.

    Pues sí, Evita, las fotos antiguas dan un aire muy "siniestro" a alguna gente, pero tienen un encanto especial. A mí me gustan mucho las fotos antiguas.

    ResponderEliminar