viernes, 29 de julio de 2011

La casa del bosque

En La casa del bosque, primer libro de la serie de La casa de la pradera, nos cuenta Laura Ingalls Wilder cómo su familia vivía en una casita en el bosque, al borde de un camino, rodeada de árboles. Se hallaba cerca de la localidad de Pepin, en Wisconsin, concretamente a unos 11 kilómetros de distancia.


Actualmente ya no hay árboles, ni tampoco existe la casa original, pero sí hay una réplica que se ha construído siguiendo las descripciones de Laura en su libro. Es una pequeña cabaña de troncos de madera sin amueblar, con dos habitaciones, un desván y una chimenea. En invierno cierran por causa de la nieve, pero el resto del año se puede visitar. El sitio es mantenido por la Laura Ingalls Wilder Memorial Society.

2 comentarios:

  1. Qué cuca la casita. En la serie da la sensación de que fuera más grande, pero aunque sea pequeñita, mona mona como ella sola.

    ResponderEliminar
  2. Es la casita de Wisconsin, no la de la serie (ya sé que ha sido un despiste tuyo).

    Pozí, es monísima.

    ResponderEliminar