martes, 29 de noviembre de 2011

Cortina de patchwork



Por fin terminé mi proyecto de nine-patch. Al final hice unas cortinas para probar cómo quedaban. Si no me gustaban una vez puestas podía reutilizarlas como colcha para la cama, pero me ha gustado verla colgada. Cumple bien su misión de tapar la luz excesiva y además da una tonalidad azulada al dormitorio que no me esperaba, efecto que me resulta muy bonito. Iba a ponerle relleno fino, pero me arrepentí a última hora y dejé sólo el delantero y la tela trasera, y después de probar un poco de acolchado y ver que no me gustaba nada el resultado, me decidí por unir las dos telas con lacitos de lana amarilla, que le da un toque muy rústico. Ahora quiero hacerle un alzapaños, no sé si de patch o de una de las telas usadas, ya veré.

Por supuesto, me inspiré en mi querida serie de La casa de la pradera. En el capítulo donde nace el pequeño Freddy (capítulo 13, primera temporada), cuando Caroline da a luz en su dormitorio se ve colgada de la puerta una colcha de patchwork cuyos cuadritos están unidos con lacitos de lana, jeje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario