jueves, 20 de diciembre de 2012

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Colcha para carrito de bebé

Pues aquí estoy de nuevo con otro trabajo de croché de los que me gustan. En este caso una colchita para tapar al bebé en sus paseos en carro. Estuve buscando patrones entre mis revistas y por internet pero no encontraba nada que me convenciera del todo, y eso que hay cosas preciosas por ahí, pero como era un regalo especial quería algo también especial, así que al final terminé por hacer yo misma mi diseño. Busqué puntos y puntillas y al final me decidí por dos que encontré en internet. Encontré también una lana de bebé super suave y muy vistosa y una telita para el forro que le iba que ni pintada, y al final salió esto:


Me faltó plancharla un poco para la foto, pero la verdad es que iba pillada de tiempo y al final hice las fotos a la bulla, como se suele decir. La medida total, incluyendo el volante, es aproximadamente de 60x50 cm.

Aquí un detalle del forro:

 
Y aquí un detalle del punto y de la puntilla:

 
Estos son los puntos que usé, por si a alguien le interesa. Los encontré navegando por Picasa, en revistas de croché, pero ni idea de cuáles eran, porque fuí cogiendo solo los puntos que me gustaban, pero no las revistas completas. Se trata simplemente de hacer un cuadrado de la medida deseada con el punto principal. Cuando acabamos cerramos cortando el hilo, y comenzamos el volante sobre la misma labor. Al principio mi idea fue la de hacer un volante separado y luego coserlo sobre la colcha dándole un poco de vuelo, pero me gustó mucho la caída de ese volantito que se hace directamente sobre la labor, y nos ahorramos la costura. Antes de empezar todo hice unas muestras para ver cómo quedaban, claro. Seguro que usaré más veces estos dos puntos, porque la verdad es que son muy bonitos. Las fotos que hice de la colchita no le hacen justicia, pero bueno...


miércoles, 12 de diciembre de 2012

Disfraces de la pradera II

Bueno, traigo una nueva remesa de disfraces encontrados por la red. La verdad es que son muy bonitos. Como siempre, espero que le sirvan a alguien.








sábado, 24 de noviembre de 2012

Receta: Tarta de manzana


Hoy vengo con una de esas recetas que son caseras, caseras, de toda la vida, super-mega-fáciles y encima riquísimas. La encontré visitando el blog de Sopa Azul, que tengo entre mis lecturas favoritas, y el mismo día que ví su entrada hice mi tarta. Fue un éxito rotundo. En ella se juntan mis dos sabores favoritos de tarta: la manzana y el limón. Adoro las tartas de limón, y me chiflan todas las de manzana. Y cuando ví la pinta que tenía la tarta de Sopa Azul y lo bien que hablaba de ella no lo dudé ni un momento.

Lleva poquísimos ingredientes:

- 3 huevos
- 3 yogures de limón
- 2 medidas del vasito de yogur de azúcar
- 2 cucharadas de harina
- 1 manzana grande (yo puse una golden)

Se mezcla todo bien, menos la manzana, y se vierte en un molde. La manzana la pelamos y la cortamos en gajitos, y la colocamos encima de la mezcla anterior. Metemos en el horno precalentado a 180º C y dejamos unos 45 minutos. Para poner el glaseado de mermelada yo suelo dejar enfriar la tarta y mientras tanto voy calentando unas cucharadas de mermelada de albaricoque en un cacito. Luego la cuelo para quitarle los trozos más grandes de fruta, y en caliente todavía pincelo la tarta con bastante mermelada. Cuando esta capa se enfría queda deliciosa, y bien pegadita.


Muy recomendable esta tarta. Sin duda está ya apuntada en mi recetario personal, porque la repetiré. Eso sí, creo que la próxima vez le pondré una base de galleta, tal y como recomienda Sopa Azul, y ya será insuperable. Por cierto, no dejeis de visitar su bonito blog.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Disfraces de la pradera

Aunque quedan unos meses para carnavales, caí el otro día en la cuenta de que no había puesto nada del tema de los disfraces, y es que los vestiditos de La casa de la pradera me parecen ideales para las niñas pequeñas (hasta por lo menos los 100 años o más, jeje). Lo recordé el otro día cuando ya había pasado Halloween, pero es que como yo ni celebro esa fiesta ni me gustan los carnavales pues al final se me fue de la cabeza.

Pero bueno, más vale tarde que nunca, y aquí traigo unos cuantos patrones basados en nuestra serie favorita. La que tenga un poco de idea de coser creo que no tendrá problemas para sacar un patrón de las fotos, y si no siempre nos queda el recurso de buscarlos en las webs de las casas de patronaje, que hoy en día por internet es fácil encontrar casi lo que uno quiera. Yo de todas formas voy a intentar hacer alguno aunque sea para una muñeca.

Este es muy del estilo de Nellie Oleson

Este es ideal. Tal cual Laura y Mary Ingalls

Estos más que disfraces son vestidos de diario

Estos tampoco parecen disfraces

Ya iré poniendo más ropita por si a alguien le interesa o le gusta coser.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Michael Landon Jr.



Los domingos por la tarde me gusta descansar un poco después de comer y ponerme luego a hacer un poco de croché mientras veo alguna peli por la tele. Hace un par de semanas me pasó una cosa curiosa, y es que pillé recién empezada una peli que trataba el tema de los amish, y me puse a verla. No estaba mal. Trataba de unos niños amish que acababan de perder a su madre, y como también eran huérfanos de padre quedaron bajo el cuidado de su tía materna. La tía se los lleva a su casa de la ciudad, lo que provoca un cambio de vida brutal para los pobres niños. En fin, como estaba empezada y no sabía ni cómo se titulaba, puse el teletexto para ver la información, y entonces ví que el director era Michael Landon Jr., hijo del mítico Michael Landon. La peli se llamaba Sarah Cain.

Michael Landon Jr en La casa de la pradera
Cuando acabó la película comencé a hacer zapping buscando algo que ver para echar ya el resto de la tarde, y curiosamente en otra cadena iba a empezar otra película de Michael Landon Jr., aunque esta vez no la dirigía, sino que era el guionista y el productor. Qué casualidad, parecía la tarde Landon, jeje. Pues nada, esa tarde decidí darme un empacho de dulce. La verdad es que sus películas son muy almibaradas, pero es un placer y un descanso para la mente ver cosas agradables de vez en cuando, y no tanta violencia y tan mal gusto como hay por ahí. Esta segunda peli se llamaba La doble cara del amor, y era una de las que componen la serie El amor llega suavemente, una colección de películas basadas asimismo en otra serie de libros de la autora canadiense Janette Oke, que narra la historia de una familia a través de varias generaciones, que viven en la pradera en el siglo XIX, es decir, la misma época y temática que La casa de la pradera.

El rubiales del brazo levantado es Michael hijo
En fin, que no me quedó más remedio que buscar alguna información de este chico, de nombre Michael Graham Landon, del que ya había visto algunas películas anteriormente, y así me enteré de que nació un 20 de junio de 1964 en Encino, California, y que era uno de los hijos que tuvo Michael Landon con su segunda esposa (hermano a su vez de Leslie Landon, la maestra que sale en las últimas temporadas de La casa de la pradera). Creo recordar que eran dos hermanos y dos hermanas (más el resto de hermanos de otras madres), que según cuenta él, vivían felices con unos padres que los querían, y a los que nunca vio discutir. Pero un día, Michael padre se enamoró de una de las maquilladoras de La casa de la pradera, y cogió y abandonó a su mujer e hijos, dejándolos a todos a cuadros. Cuenta Michael Landon Jr. que fue un auténtico trauma para él, pues aparte es que le pilló una edad muy mala ya que tenía unos quince años y jamás hubiera imaginado que su padre hiciera algo así. Estuvo unos años coqueteando con el alcohol y la mala vida, hasta que un buen día su madre lo llevó a una iglesia y entonces vio lo que realmente llenaría su vida, y era la creencia en Dios. Con casi 19 años se convirtió al cristianismo, y desde entonces dedica su vida a intentar reflejar en sus películas (y últimamente también en las novelas que ha empezado a escribir) ese mundo interior religioso que le cambió la vida. Al final incluso perdonó a su padre y achacó su actitud a la difícil infancia que su padre había tenido. Todo esto lo plasmó Michael hijo en una película para televisión, la primera que dirigió, llamada Michael Landon: el padre que conocí (1999).

Aquí con Melissa Gilbert en una entraga de premios en 1981

Después de esta película vinieron otras muchas, aunque ya de ficción (ficción religiosa, como le llaman algunos, aunque a él no le gusta mucho ese apelativo). La cuestión es que sus pelis cuentan historias de familias con un trasfondo cristiano, en las que los niños casi siempre tienen un gran papel. Son historias bonitas, la verdad, que gustan aunque uno no sea muy religioso. Son muy parecidas a la serie que su padre rodó sobre La casa de la pradera, quiero decir en la ambientación y las cosas que cuenta, en los buenos sentimientos que trasmite. No es que sean peliculones pero sí se dejan ver con agrado. Al menos eso es lo que yo pienso.

Leslie Landon en el mismo episodio
Curiosamente Michael Landon Jr. comenzó su carrera como actor, en un episodio de La casa de la pradera, cómo no. Concretamente hace un pequeño papel en el episodio 20 de la 3ª temporada, titulado Pobre Elmer (The Election), y después ha hecho algunos papeles en películas de televisión basadas en otra mítica serie que protagonizó su padre en su época. Me refiero a Bonanza. Después decidió que lo suyo era el apartado técnico y comenzó a trabajar de ayudante de cámara en Autopista hacia el cielo. Se ve que su padre quiso ayudarlo en lo que pudiera para que buscara su camino laboral, y al final consiguió que se interesara por la dirección. Pero empezó desde abajo, como hemos podido ver. Curiosamente en el set de rodaje de Autopista hacia el cielo conoció a su mujer, que era hermana de una de las niñas que apareció en un episodio. Lleva casado con ella 25 años, y tienen tres hijos, dos niñas y un niño, y esta es sin duda la faceta de su vida de la que se siente más orgulloso, la familiar. Ha dicho en algunas entrevistas que su padre estaría muy orgulloso de ver que su hijo sigue siendo fiel a la misma esposa tanto años.

Algunas de sus películas son:

- El amor llega suavemente (2003)
- El amor lo puede todo (2004)
- El amor dura eternamente (2005)
- El largo camino del amor (2006)
- Sarah Cain (2007)
- La doble cara del amor (2007) (productor y guinista)

miércoles, 17 de octubre de 2012

Continuamos...

Por fin han llegado los primeros fríos. Bueno, sólo por la mañana temprano y por la noche, porque luego al mediodía sigue haciendo bastante calor, pero bueno, por algo se empieza. Ya estaba bastante harta del verano. Dicen que ha sido el más caluroso de los últimos 70 años, y no me extraña, todo el mundo comentaba que no recordaba unos calores así. En fin, ya se le ve color al otoño, una época que me encanta. De hecho ya hasta me he atrevido a ponerme entre las manos alguna que otra madeja de lana, jaja. Estoy haciendo otra colchita de bebé a croché, pero ya la enseñaré cuando la termine, que me queda muy poco. También tengo a mano mis hexágonos, tanto de lana


como de tela.


Ya he probado incluso los primeros huesos de santo, y eso que no los suelo tomar hasta el 31 de octubre (es que ya se adelantan todas las fiestas). Están taaaannnn ricos... pero ya no pienso comer ni uno más hasta que no llegue su tiempo.


Pues eso, que continuamos con la tarea tras el largo y horrendo paréntesis veraniego, durante el que apenas he tenido ganas de hacer nada de crochet ni de patchwork. Bueno, de patch no he hecho absolutamente nada, y eso que tengo algún que otro proyecto empezado. A ver si viendo las colchitas de Laura me animo algo, jeje.

sábado, 6 de octubre de 2012

Viviendas subterráneas




A mediados del siglo XIX, coincidiendo con las oleadas de emigrantes europeos en las grandes praderas de norteamérica, comenzó a surgir un nuevo tipo de construcción. Me refiero a las casas subterráneas, una especie de cuevas excavadas generalmente en la ladera de una colina para aprovechar un lado como entrada. En ese lado, que solía estar orientado hacia el sol, se construía una pared con la puerta de entrada a la vivienda y alguna ventana para permitir un poco de luz natural. El suelo solía ser de tierra apisonada, y las paredes también eran de tierra, puede que encalada. Normalmente la planta de la vivienda consistía en un rectángulo no muy grande, y sobre todo eran los emigrantes escandinavos los que hacían estas casas.

Supongo que la falta de árboles, y por lo tanto de madera, en esas enormes planicies de hierba fueron la razón de que se hicieran ese tipo de viviendas (muy común por cierto en algunos lugares del mundo). Además contaban con el problema de un clima bastante extremo, con mucho calor en verano y con inviernos muy rigurosos.

Aparte del ahorro en madera, había otras ventajas para su construcción, como proveer de un clima muy suave todo el año, pues en invierno las cuevas mantienen una temperatura muy agradable, y en verano son frescas; y la protección de las grandes inclemencias del tiempo, como tormentas o vendavales. Por contra, las cuevas eran oscuras y demasiado húmedas, y tenían el problema de las filtraciones de agua de lluvia y los insectos. El techo de las cuevas era o bien de vigas de madera cubierto con ramas y hierbas, o directamente de la misma tierra con hierba. Laura cuenta cómo una vaca pisó el techo de su casa y se le quedó la pata metida dentro, lo cual nos indica el peligro de derrumbe que debió tener este tipo de vivienda.

De todas formas, se suponía que estas viviendas subterráneas eran provisionales, y que las familias se construirían casas de madera cuando estuviesen asentadas y contasen con suficiente dinero para comprar madera. Pero mientras tanto esta era una forma barata de poder tener un techo.

Esto es lo que cuenta la Historia. Y una vez más, Laura Ingalls Wilder nos relata en sus libros cómo su padre compró una de estas cuevas a un emigrante noruego (bueno, realmente hizo un trueque por los caballos y el carromato). Lo cuenta en A orillas del río Plum, donde nos presenta al señor Hanson, y donde nos narra de forma más amena todo lo que he dicho anteriormente, lo que demuestra que Laura escribió sus libros entre otras cosas para dejar constancia de una forma de vida que ya había desaparecido pero que ella vivió en primera persona cuando era una niña, y que como buena maestra que era quería dejar plasmada para las futuras generaciones.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Autopista hacia el cielo. 3ª temporada

Parecía una batalla perdida, pero después de quedarme en el DVD de la segunda temporada de Autopista hacia el cielo, pensaba que de ahí no iba a pasar. Yo no sé el motivo, pero la tercera temporada sí pudo salir en Estados Unidos y la cuarta y la quinta ya no, por lo menos la última vez qué me quise enterar de cómo iba la cosa. Así que la única opción era esperar a ver si cambiaba algo o que nos la pusieran por televisión. Y mira por dónde, 13tv (muy propio, ¿quién iba a ser, si no?) ha estado emitiendo de forma continuada la tercera y la cuarta temporada durante este verano, al medio día. Con la llegada de septiembre, ha pasado a las mañanas y han vuelto al inicio de la tercera. Ahora queda por ver si van a terminar con la cuarta temporada (que no lo han hecho en verano) y qué puede pasar con la quinta, más corta de lo habitual por la enfermedad de Victor French, que murió incluso antes de que terminaran de verse todos los capítulos en la televisión norteamericana.

Para mí, este verano ha sido un poquito más llevadero gracias a estos capítulos de Autopista hacia el cielo. Ya sé que no pongo el listón muy alto y que a mucha gente le puede parecer una tontería de serie: es verdad que no es gran cosa en cuestión de calidad y además cada año que pasa va perdiendo mucho visualmente (¿así nos vestíamos a finales de los 80? Jesús, lo había intentado borrar de mis recuerdos). Pero, como decía tras la primera temporada, aquí lo que te tiene que gustar es la vida según Michael Landon, y a mí me gusta, a pesar de estar viendo esos pantalones vaqueros ajustados a la cintura, los tenis blancos y la cazadora con más hombreras que las que se ponían los de Locomía...

Y la tercera temporada no ha sido para menos en la ración habitual que le gustaba darnos a Michael Landon de niños con problemas de salud, abuelitos/as ante segundas oportunidades en la vida o perros que lo pasan fatal. Han sido 25 capítulos en los que hemos podido comprobar que Mark Gordon tiene amigos allá donde vaya y que ha sido o está invitado a ser padrino de medio Estados Unidos. También nos encontramos con los habituales capítulos dobles, dos: el inicio de la temporada, Un amor especial, en el que encontramos de nuevo a la pareja Scottie, el abogado parapléjico y Diane, su esposa, prima de Mark; y Amor y matrimonio, que estuvo muy bien porque de forma sorprendente 13tv lo puso de una vez, quitando el inicio y el resumen de la segunda parte, un método ideal en estas series ya antiguas y en la que tampoco es que haya una intriga como para tenerte esperando hasta el siguiente capítulo.

Una curiosidad de Un amor especial es que nos encontramos con dos jovencísimos actores que ahora nos suenan mucho: Paul Walker, demostrando ser algo más que una cara bonita y encarnando a un niño con deficiencias psíquicas, y Josh Brolin, haciendo de hermano deportista, más del estilo de sus papeles adolescentes, como en Los Goonies. Otra anécdota que llama la atención y que ahora no recuerdo en otras series es que en el capítulo La fe de un padre nos encontramos a Eli Walach, a su esposa Anne Jackson y a la hija del matrimonio, Katherine Walach haciendo precisamente el mismo papel de familia.

En esta temporada, Jonathan Smith ha descubierto en ocasiones su condición de ángel, algo que no solía hacer antes, pero que está muy bien porque da lugar a situciones cómicas. Tengo que decir que algunos de los capítulos que más me han gustado han sido dos en los que sucedía esto: Jonathan Smith va a Washington y el que me imagino que fue el capítulo navideño de la temporada, El Nueva York de Basinger. También estaba bastante bien el último capítulo de la temporada, El regalo de la vida, con un sorprendente Leslie Nielsen haciendo de un rico y despiadado hombre de negocios que encuentra una oportunidad para redimirse ante la cercanía de una muerte anunciada en siete días.

En fin, Autopista hacia el cielo no pasará a la historia de la televisión, aunque sí a mi pequeña historia sentimental de la tele. Me encanta esta serie y sus personajes, Jonathan Smith y Mark Gordon, una pareja que transmite creo yo gracias a la buena labor de sus actores, Michael Landon y Victor French, y también a que pienso que ellos creían mucho en lo que estaban haciendo, dando la sensación de estar pasando un buen rato, compartiéndolo por tanto con quienes les vemos a través de la televisión. Y eso es tan difícil de encontrar ahora...

Escrito y publicado por Evam en su blog Mis series favoritas.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

El Lado Oscuro triunfa en Málaga




El sábado pasado, día 22 de septiembre, se celebró en Málaga el desfile de la Legión 501, el Puño de Vader (501st Legion, Vader´s Fist), también conocida como la Spanish Garrison. ¿Qué es esto? Pues una organización a nivel mundial de fans de Star Wars que se dedican a ponerse sus trajes de personajes de la saga y a desfilar en eventos benéficos o por pura diversión.

Si no me equivoco, ya habían celebrado 3 desfiles en España, y ahora venían a Málaga para participar en un acto benéfico a favor de la Fundación Luis Olivares que se dedica a ayudar a niños con cáncer y a sus familias, y concretamente este acto lo dedicaban a promover la donación de médula ósea.

El desfile iba además amenizado por la música de la Unión Musical Maestro Eloy García, que iba tocando piezas de la banda sonora de la serie compuestas por John Williams. Mi pequeño grupito de frikis estaba colocado casi al principio del recorrido oficial, justo a la entrada de calle Císter, y allí pudimos ver llegar a todo el Lado Oscuro de la Fuerza desfilando al son de la Marcha Imperial que más de uno tiene en su móvil (jeje).

Sé que a mucha gente esto le parecerá una solemne chorrada, pero la verdad es que las calles de mi ciudad se llenaron de cuarentones con camisetas de lo más friki que te puedas echar en la cara, acompañados muchos por sus pequeños hijos, la mayoría de los cuales ni siquiera sabían qué era aquello (aunque alguno sí que se metía bien en su papel, como un pequeño Darth Vader que teníamos justo al lado y que dejaba boquiabierto a todo el que lo veía; el niño era clavadito al Vader del anuncio de coches). Los mayores disfrutamos más que los pequeños, no me cabe duda, porque aunque ellos hayan visto las pelis y les gusten los disfraces, no pueden llegar a sospechar lo que significa todo el mundo Star Wars para los que lo vivimos desde sus inicios hace ya más de 30 años (Diosssssssss, cómo pasa el tiempo).

Si para colmo el acto tenía un interés benéfico para una buena causa, le doy mucho más valor todavía. Si quereis ver fotos de todo el recorrido, desde que los integrantes de la 501 Legión se vestían dentro de la Cofradía de Estudiantes hasta que terminaron su recorrido y se fotografiaban con los fans, podeis verlas aquí: El Lado Oscuro de la Fuerza colapsa Málaga.