lunes, 2 de abril de 2012

Receta: Buñuelos de bacalao


Esta receta, típica de la cocina de Cuaresma y Semana Santa, es la que traigo hoy como recomendación especial. Habrá muchas formas de hacerla, pero ésta en concreto es la que yo siempre he usado desde hace más de 20 años, cuando la copié de alguna revista de la época (entonces no existía internet, cuánto ha llovido ya). Durante muchos años creí haberla perdido, pero hace poco la encontré en mi vieja colección de fichas de recetas y no tardé ni un día en volver a hacerla. Me encantan los buñuelos, incluso de bacalao, y eso que odio el bacalao. No sé por qué pero no puedo con él.

Hablando de buñuelos, tengo en mente hacer los típicos de viento, puesto que en un capítulo de A orillas del río Plum los hace Caroline. Pero ya hablaré más extensamente de ello cuando ponga la receta.

En fin, aquí están mis buñuelos de bacalao favoritos. Espero que os gusten:



- 1/2 kg de bacalao desalado y desmigado
- 300 g de harina                
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- 2 claras de huevo
- 1 vaso de cerveza
- Perejil
- Sal
- Aceite de oliva suave para freir

En un cuenco hondo, mezclar la harina, el aceite, un poco de perejil picado, sal e ir añadiendo la cerveza hasta formar una pasta no muy líquida ni muy espesa.
Batir las claras de huevo a punto de nieve y añadírselas a la masa. Después agregar el bacalao, que habremos salteado en aceite, y mezclarlo todo bien.
En una sartén poner a calentar abundante aceite, con una cuchara coger porciones de bacalao mezclado con la masa y freirlas.
Tienen que quedar doraditos. Escurrir los buñuelos y servir calentitos. Se pueden acompañar de salsa de tomate y pimientos fritos, aunque también están buenos con un poco de alioli o mayonesa, o con un poco de miel de caña, e incluso sin nada.
Ya venden en los supermercados el bacalao desalado y desmigado, pero por si acaso mejor saber que para desalarlo hay que ponerlo en agua durante unas 48 horas, cambiando el agua 3 veces.

3 comentarios:

  1. Mmmm!! ¡¡Qué rico!!

    ResponderEliminar
  2. Oooohhh que buenísimos!!! Mi abuela es de Málaga, mi padre también y allí es muy típico hacerlos y mojarlos en miel de caña, tal como has dicho jaja... Qué ricosssss por favor!!

    ResponderEliminar
  3. Es que la miel de caña está buenísima, y no sólo con postres. Estoy ahora mismo pensando en las berenjenas con miel de caña, tan típico en las ventas de los Montes.

    Pero bueno, en este caso los buñuelitos están de muerte, te lo aseguro, y son facilísimos de preparar.

    Saludos.

    ResponderEliminar