jueves, 7 de junio de 2012

Conjunto de bebé a crochet



Acabo de terminar un conjuntito de gorro, manoplas y botitas para un bebé que nacerá en un par de meses (el mismo de la colcha de tipo abuelita que puse hace poco más de un mes). Cada vez me cuesta más hacer cosas de lana o incluso de hilo, como en este caso, sobre todo cuando llegan días como el de hoy, donde el terral castiga con toda su fuerza. Por eso en verano hago más patchwork que crochet, porque no hay quien toque la lana con estos calores.

Así que dejé por unos días aparcada mi colchita de hexágonos a crochet para hacer con rapidez este conjunto antes de que el nene nazca, porque la idea es que lo usen nada más nacer. El diseño es el más sencillo que he podido hacer, para no complicarme mucho, y el punto elegido lo copié de una de mis revistas, ya antigua pero que he usado muchísimo (no sé ni cuántos ponchos he hecho con esa revista). Es un punto que me encanta para ropita de bebé, porque queda muy bonito y delicado.

Las manoplas están hechas con un rectángulo cosido por dos lados, y con un lacito para ajustarlas a la muñeca. El gorrito igual, pero le he ido menguando algunos puntos para darle la forma de media esfera. Y las botitas tienen forma de T invertida y se cosen por el borde para darle la forma deseada. Se le añade un lacito para ajustarlas, y al gorrito se le hace un pompón.

En fin, ahora retomaré mi querida colcha de hexágonos de lana, aunque la haré más lentamente, sobre todo los días de más calor. Pero a cambio usaré más la aguja y las telitas. Uf, qué ganas de que vuelva el frío, pero creo que queda un poco...


2 comentarios:

  1. como siempre bellisimos tus tejidos, el conjunto y también la colcha, aca tendrías el clima ideal para tejer me levanté y el campo está blanquito por la helada!bueno se levantaron mis hijitos a preparar desayuno hasta la próxima

    ResponderEliminar
  2. Hola Susi, gracias por tu comentario. Qué envidia me da ese tiempo que teneis. A mí me encanta el frío, pero aquí todavía no hemos empezado el verano y ya nos estamos asando de calor. Qué horror...

    Seguro que el desayuno fue de primera.

    Saludos.

    ResponderEliminar