miércoles, 22 de agosto de 2012

El crochet en la pintura (II)

Aquí seguimos con la ola de calor que recorre Europa, y qué mejor que refrescarnos viendo arte. Lo suyo sería en un museo, con su aire acondicionado, pero como es imposible ver una colección de cuadros con el crochet como tema, los ponemos aquí todos juntos y nos deleitamos con el doble arte, el pictórico y el crochetero.

Comenzamos con una mujer, Léonide Pauline Elise Bourges (1838-1909), y su obra Jeune femme au crochet, que viene a significar más o menos Joven haciendo crochet. Colección privada.


Continuamos con el pintor sueco Bruno Andreas Lijefors (1860-1939), y su obra Anna Olofsson (fue su primera esposa).


William Etty (1787-1849), y su obra The Crochet Worker (Mary Ann Purdon), propiedad del York Art Gallery.


William-Adolphe Bourguereau (1825-1905), y su obra Jeune fille au crochet. Colección privada.


Federico Zandomeneghi (1841-1917), y su obra Lezione d´uncinetto (Lección de crochet).


Y por último (por hoy), una obra que me encanta. The Crochet Lesson, de Edward Thompson Davis (1833-1867).


No me resisto a ampliar ese gato tan maravilloso, que está medio adormilado a los pies de su dueña. Está superconseguido, tiene una expresión muy dulce, de gatito soñoliento. Me encanta:



Continuará...

jueves, 16 de agosto de 2012

Receta: Ensalada de pimientos asados



Hoy traigo un clásico del veranito, la ensalada de pimientos asados, ideal para acompañar cualquier plato ya sea de carne, pescado o incluso verduras. Como todas las recetas que pongo, es superfacilísima de hacer. En casa de mi madre siempre se han hecho los pimientos en una sartén, pero yo uso mejor el horno. ¿Cómo salen mejor? Bueno, a mí personalmente me gusta más la malosidad que consiguen los pimientos en el horno, pero no hay forma de convencer de esto a mi madre y mi tía. Ellas dicen que en sartén les dan mil vueltas, jeje. De las dos formas están ricos, así que lo mejor es probar y quedarse con el que más nos guste (yo horno, repito).

Ingredientes:

- 2 o 3 pimientos de asar, rojos o verdes y rojos, al gusto.
- 1 tomate
- 1 cebolleta
- Aceite de oliva virgen extra
- Vinagre de vino (o el que más nos guste)
- Sal

Elaboración:

Se lavan y se secan los pimientos y el tomate, y se colocan en una fuente de horno (o en una sartén grande). Se embadurnan con un poco de aceite de oliva y se les añade una pizca de sal. Se meten al horno (precalentado) a unos 200ºC, y se deja cocer unos 40 minutos, o cuando veamos que la piel de los pimientos se pone bien tostadita. Si los hacemos en sartén vamos dándole vueltas a los pimientos y al tomate para que se hagan bien por todos lados.

Cuando estén hechos los sacamos del horno y los dejamos enfriar tapados para que luego nos sea más fácil pelarlos. Cuando estén templaditos los pelamos con cuidado y les quitamos las pepitas, pero guardamos el caldo que sueltan. Los partimos en tiras y los vamos echando en una ensaladera. Partimos en juliana (tiras finas) la cebolleta, o cebolla en su defecto, y la añadimos a los pimientos. Colamos el caldo que hemos guardado anteriormente y añadimos un poco a los pimientos. Yo le echo bastante, porque de esta forma puedo conservarlos mejor en la nevera si me sobra para el día siguiente. Si no tuvieran caldo se quedarían muy secos.

Por último, aliñamos con la sal, el aceite y el vinagre al gusto. Por ejemplo, una buena proporción es echar 3 cucharadas de aceite por cada una de vinagre. Con la sal mejor ser un poco rácanos, porque no conviene abusar y ya con los demás ingredientes se consigue suficiente sabor. Y nada, metemos en la nevera al menos un par de horas antes de comer, porque esta ensalada está mucho mejor fría, aunque también está buena templadita.

Se le pueden añadir más ingredientes, como atún o melva, huevo duro, aceitunas, etc. Pero a mí como más me gusta es sin nada de esto. Espero que os guste.

domingo, 12 de agosto de 2012

El crochet en la pintura (I)

El veranito es fatal para esto de internet. La verdad es que no me apetece nada sentarme delante de la pantalla del ordenador. Por eso ando un poco desaparecida. Para colmo alguien anda copiándome todos mis artículos sobre La casa de la pradera, con lo cual estoy planteándome en serio dejar de trabajar como una mona para otros, que encima no tienen ni la vergüenza torera de poner al menos un crédito al original, con lo cual se supone que se autoproclaman autores del trabajo. Esta es de las pocas cosas que me crispan de internet.

En fin, me voy a dedicar a lo mío, y esperando que pasen los rigores climatológicos haré mi espera un poco más amena con algo que me encanta: la pintura. He encontrado por la red unos cuantos cuadros, la mayoría de autores famosos, en los que las/los aficionados/as al crochet podemos ver reflejada nuestra preciosa afición, y quiero ir poniéndolos poco a poco.

Empiezo con un autor ruso al que confieso que no conocía, pero cuyos cuadros (no solo estos que pongo) me han gustado mucho. Se trata de Alexei Alexeievich Harlamoff (1840-1925):

Ensoñación. Colección privada. Óleo sobre lienzo

Retrato de una niña. Óleo sobre lienzo

Vamos ahora con uno de Edmund Tarbell (1862-1938), un óleo pintado en 1904 y que pertenece al Canajoharie Library and Art Gallery, titulado Muchacha haciendo crochet:


Por último, acabo con dos de Pierre-Auguste Renoir (1841-1919):

Joven haciendo crochet. 1875

Mujer haciendo crochet. 1877

Continuará...