martes, 27 de mayo de 2014

El abuelo, de Benito Pérez Galdós

Don Rodrigo, conde de Albrit, regresa a su pueblo, Jerusa, después de su fracasado intento de hacer fortuna en unas minas de oro en Perú. Su único hijo ha muerto, pero deja una nota diciendo que una de sus dos hijas (a las que adora) es ilegítima. Don Rodrigo intentará por todos los medios descubrir cual de las dos es su verdadera nieta para que pueda heredar sus títulos, y de paso todo su cariño.

Novela dialogada al estilo de las obras de teatro, tal como nos cuenta su autor en el prólogo, y hecho así a propósito para que el público no se aburra con grandes descripciones de paisajes o personajes, la verdad es que El abuelo es una novelita que se lee casi de una sentada, de lo amena que resulta. Toda la acción transcurre en cinco jornadas, en un pueblo imaginario llamado Jerusa, en algún lugar de la costa española, a finales del siglo XIX. Fue publicada en 1897.

Hace unos años ví la película de Garci, y me gustó mucho, pero tenía ganas de leer un clásico, y qué mejor que empezar por una gran historia sobre la lucha entre el honor y el amor. Casi me da vergüenza reconocer que he leído poquísimos clásicos españoles, y la mayoría porque me obligaban en el colegio, pero ha llegado la hora de retomar algunos. Nunca había leído nada de Pérez Galdós, y este libro por lo menos me ha encantado, lo que sin duda hará que me anime a leer más cosas de él. Me ha encantado el personaje del abuelo, tan fuera de sitio con su sentido del honor familiar mancillado, con sus aires aristocráticos tan arcaicos ya en los tiempos en que transcurren los hechos, pero tan tierno también, y sobre todo tan solo.

De todas las obras de Galdós, esta ha sido la que más veces se ha llevado al cine. He encontrado las siguientes versiones:

- La duda (1915), de Doménec Ceret.
- El abuelo (1925), de José Buchs.
- Adulterio (1943), de José Díaz Morales (película mexicana).
- El abuelo (1954), de Ramón Viñoly Barreto (película argentina, también conocida como Tormenta de odios)
- La duda (1972), de Rafael Gil.
- El abuelo (1998), de José Luis Garci.

Sin duda alguna recomiendo la lectura de esta novela, y de paso el visionado de alguna de sus versiones cinematográficas.

6 comentarios:

  1. me lo apunto para sacarlo de la biblioteca. La verdad es que a mí también me gustan los clásicos, o bien obras escritas en los 60 o los 70, es que a veces me harto de lo mal que se escribe a veces actualmente.
    Hace poco leí "cañas y barro"; lo encontré estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es otra que me gustaría leer. Hace muchos años ví la serie y me gustaba. Supongo que el libro estará mejor. Ahora estoy con las primeras páginas de La buena tierra, de Pearl Buck, otra autora de la que no había leído nada, y que recuerdo que me recomendaste. Vamos a ver cómo me va. Por ahora, que llevo muy poco, me está gustando.

      Eliminar
  2. la buena tierra es uno de mis libros favoritos. Creo que te va a gustar, tanto el estilo como la historia son muy buenos.Ya me contarás.
    Yo después de la recomendable "soy un gato", me he puesto con las obras de jane austen, leí en crónicas en ferrocarril que estaban muy bien y no eran nada ñoños, y es cierto. ¡Feliz lectura!

    ResponderEliminar
  3. ya me terminé "el abuelo". Me ha gustado y me ha mantenido interesada todo el tiempo. Fíjate que fue escrita hace más de un siglo y a pesar que el lenguaje que emplea a veces no es muy actual, los sentimientos y reacciones de los personajes son intemporales.
    Gracias por la recomendación!
    Qué tal te va con "la buena tierra"?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo. Eso es lo que me gusta de los clásicos, que da igual el tiempo pasado o incluso la geografía. Los sentimientos son intemporales, como tú dices. Me alegro de que te haya gustado.

      A mí "La buena tierra" me está gustando muchísimo. La empecé muy fuerte, y pensé que la terminaría pronto, pero se me ha cruzado en el camino otro asunto y la dejé un poco aparcada. Pero ya la he retomado y me queda poco para terminar. Ya te contaré.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Otra cosa buena de los clásicos es que cuando voy a sacarlos de la biblioteca suelen estar disponibles. Cosa de las modas.
    me alegro que te guste la buena tierra, es una historia muy bien narrada con unos personajes muy logrados que te atrapa. Yo lo leí por primera vez hace 30 años, imaginate. Luego quise seguir con ellos y continúe con. Hijos. Feliz lectura y un saludo!

    ResponderEliminar