domingo, 18 de enero de 2015

La Casa de la Pradera (miniserie)

Charles Ingalls decide trasladarse con su mujer e hijas hacia las praderas de Kansas, donde el gobierno cede tierras a los granjeros que quieran establecerse. Deja atrás su casa en los bosques de Wisconsin así como al resto de familia (padres, hermanos, sobrinos). El viaje será complicado, y a veces incluso peligroso, pero Laura en cambio lo vivirá como una gran aventura.

En 2005 la productora Disney estrenó una nueva película basada en los libros de Laura Ingalls Wilder, en formato miniserie para televisión, y con una duración de 254 minutos. Pero en realidad yo diría que es un remake del episodio piloto que precede a la serie de tv de Michael Landon, con leves variaciones. Lo que más me llama la atención de esta versión de 2005 es la ausencia del personaje de Carrie, que sí aparece en el episodio piloto y por supuesto en los libros. No entiendo por qué lo han borrado de un plumazo aquí.

La película de Disney es visualmente muy bonita, con unos paisajes impresionantes rodados en Canadá. Pero en mi opinión no supera a la de Michael Landon. Supongo que será la nostalgia de la serie de mi infancia, o que estoy más acostumbrada a esos personajes, pero no me gustan mucho los de la versión moderna. Laura está todo el rato con la boca abierta. Ya sé que tiene que hacer el papel de una niña deslumbrada ante el descubrimiento de un nuevo mundo, pero me cansa un poco. Y no le pongo peros a la niña actriz (Kyle Chavarria), que lo hace muy bien, sino a quien le haya dado la orden de actuar así (que supongo que será el director, David L. Cunningham).

Mary (Danielle Chuchran) me cae un poco mejor, y eso que en los libros y en la serie de Landon es un personaje un poco más antipático (por marisabidilla, como se suele decir). Caroline (Erin Cottrell) ni fú ni fa. Y Charles (Cameron Bancroft) tampoco me dice mucho. Claro, es que en mi mente comparo a estos actores con Michael Landon o Karen Grassle y muy bien tienen que hacerlo los nuevos para igualarlos. Lo mismo me pasa con el señor Edwards (Gregory Sporleder), que tampoco me ha gustado mucho ahora, pero en este caso creo que es por culpa del traductor. Lo escuchas y ves al poli de Los Simpson (Mary también tiene la voz de Lisa Simpson, pero este es un personaje que me encanta). Bueno, en resumen, que los actores no me han impresionado especialmente. Son buenos, cumplen su misión, pero nada más. La película se hace un pelín larga, cosa que no recuerdo que me pasara con el episodio piloto (lo ví hace mucho tiempo, así que hablo de sensaciones que me quedaron y no de hechos objetivos).

En fin, que se ve con agrado siempre que te guste la historia y no estés continuamente comparando ambas versiones (como he hecho yo aquí, jaja). Yo la he visto ya al menos 3 veces, la última la tarde de Reyes, que me pareció una decisión muy acertada por parte de los programadores. Yo al menos pasé una buena tarde calentita en casa viendo la miniserie del tirón mientras hacía crochet.

Por último, quería comentar que hace un par de años se empezó a gestar una nueva versión de La Casa de la Pradera, pero esta vez para cine, y que tenían incluso a un director, David Gordon Green, que decía que su referencia iban a ser más los libros de Laura Ingalls que la serie de tv. Pero hace poco abandonó el proyecto y ahora hay otro director a cargo, y por lo que he leído al final me huelo que será otra peli más de televisión. Veremos cómo evoluciona la historia (si es que lo hace).