viernes, 3 de abril de 2015

Receta: Borrachuelos

Por fin me he atrevido a hacer mis dulces favoritos, los borrachuelos al estilo de Málaga. Me gustan concretamente rellenos de cabello de ángel y rebozados en azúcar, aunque los de miel tampoco están mal. Tenía una receta que me dio una amiga hace ya muchos años, pero para asegurarme miré por internet y encontré unos muy parecidos (http://www.pepekitchen.com/articulo/receta-de-borrachuelos-dulce-tradicional/; la próxima vez quiero probar ese relleno de batata, que tiene una pinta increíble). En mi familia hacen unos que están bastante buenos, pero que no llevan ni aguardiente ni vino dulce ni zumo de naranja, y para mi gusto los de Málaga están mucho más ricos, pero ya se sabe que para gustos...

Los ingredientes que he usado, haciendo una comparativa con la receta de Pepekitchen, ya que en su web venía una cantidad muy apropiada para que no salieran kilos de dulces, han sido:

- 500 g de harina de fuerza (es la que tenía, y creo que ha sido un acierto)
- 150 cc de aceite de oliva
- 100 cc de vino blanco seco
- Un par de cucharadas de anís seco (no dulce)
- 2 o 3 cucharadas de zumo de naranja
- 2 o 3 cucharadas de vino moscatel
- 1 cucharada de ajonjolí (sésamo)
- 1 cucharadita de matalahúga (semillas de anís)
- Una pizca de canela molida
- Un sobre de levadura química
- La cáscara de una naranja
- 2 cucharadas de azúcar

Esto para la masa. Aparte se necesita aceite de oliva para freir, azúcar para rebozar los borrachuelos y cabello de ángel para rellenarlos. No es una receta complicada, aunque sí es laboriosa. Por eso se suele hacer en familia, repartiéndose mejor el trabajo entre varios. Yo estos los hice sola, así que me repartí entre la mañana y la tarde. Por la mañana hice la masa, y por la tarde formé los dulces y los freí. Así no se hace tan pesado.

Comenzamos poniendo el aceite a calentar (los 150 cc que vienen al principio) con la cáscara de la naranja a fuego suave. Cuando se tueste muy ligeramente la sacamos y retiramos el cazo del fuego, y añadimos el ajonjolí y la matalahúga. Dejamos enfriar y echamos en el mismo cazo los vinos, el zumo de naranja y el anís seco. Aparte, en un bol grande, ponemos la harina con la levadura, la canela y el azúcar. Mezclamos y hacemos un hueco en el centro, donde vertemos los líquidos. Mezclamos con una cuchara y cuando se integren todos los ingredientes continuamos amasando con las manos en la mesa. Nos tiene que quedar una masa, como dice Pepekitchen, fina y no muy dura. Hacemos una bola y dejamos reposar en un recipiente cubriendo con un trapo húmedo al menos media hora (yo lo dejé varias horas).

Vamos cogiendo pedazos de masa y formamos bolitas del tamaño de una nuez, y cuando las tengamos todas aplastamos con un rodillo. Hay uno especial para este dulce que tiene estrías, pero no hace falta tenerlo. Están igual de ricos los borrachuelos sin las estrías, y si no, se pueden hacer con un tenedor. Yo me compré el rodillo hace un puñado de años pensando en que algún día me pondría a hacer los borrachuelos, así que me ha venido bien, porque así parecen más auténticos, pero ya digo que es algo que no es realmente necesario.

Bien, aplanamos las bolitas de masa y formamos unos círculos como si fueran empanadillas (en realidad tienen esa forma) y vamos poniendo un poco de cabello de ángel en el centro de las masas. Cerramos y apretamos los bordes con un tenedor para que no se abran al freir. Y las vamos friendo en aceite de oliva abundante. Lo suyo es que floten en el aceite. Las sacamos a un plato con papel absorbente y antes de que se enfríen del todo las pasamos por azúcar. Otra forma es rebozarlas con aguamiel. Ponemos en un cazo un vaso de miel y medio de agua, y calentamos hasta que hierva, dejándolo un ratito hervir. Quitamos el cazo del fuego y vamos pasando los borrachuelos con una espumadera por esta miel caliente y colocamos en una rejilla para que escurran un poco. De las dos formas están buenos, con miel o con azúcar, pero yo soy más fan del azúcar. Es un dulce típico tanto de la Semana Santa como de la Navidad. Espero que lo probeis y os guste.